Mientras el Barca tiembla, otros clubes esperan ansiosos a Messi

0
112
Foto: @FCBarcelona_es
Publicidad
Municipio de Panamá

El FC Barcelona no vive horas felices. Otros clubes se frotan las manos con la esperanza de fichar a Lionel Messi. Pero todavía faltan muchos capítulos de la serie que la noche del jueves se puso en escena sobre los desencuentros del capitán del azulgrana que podrían llevarlo a finalizar su contrato a mediados del próximo año.

“Messi se enfada y el Barça tiembla: ¿adiós en 2021?”, tituló el diario español Marca. Lo que se conoce es que  Messi no está contento. El jugador argentino no pasa por su mejor momento en el Barcelona y la culpa no es únicamente de la situación deportiva que atraviesa el equipo. Es un secreto a voces que la relación del rosarino con la actual Junta Directiva no es buena. La colección de desencuentros con algunos de sus miembros es larga.

Publicidad
Municipio de Panamá

De acuerdo al diario argentino Clarín, lo que está sucediendo es que La Pulga ya no es jugador tímido que llegó hace 11 años  a las ligas menores del Barça. Ahora suelta gestos. Se sube al ring. Pelea con los dirigentes. Ningunea al ayudante de campo del técnico Enrique “Quique” Setién y tiene en su mano la carta de la renovación del contrato que termina en junio de 2021.

El diario digital argentino AS, aseguró  que el  anuncio de Messi no supone un adiós, más bien es un toque de atención a la junta actual y, de paso, el último clavo que falta para sellar la no continuidad de Setién.

Falta por ver si el Barcelona reacciona y el presidente del club Josep María Bartolomeu sale de su largo silencio y toma el toro por los cuernos. En todo caso, concluyo AS, se trata de un nuevo boquete en el barco barcelonista, que vive horas críticas.

Negociaciones se mantienen

El diario catalán Mundo Deportivo consultó con fuentes de la entidad azulgrana y la respuesta que recibió fue que no tenían constancia de que su capitán haya frenado las negociaciones para renovar contrato.

“Las negociaciones habían comenzado muy bien, con sintonía entre ambas partes, pero los últimos acontecimientos hicieron que Messi lo reconsidere todo y de momento decidió parar las tratativas”, había revelado la noche del jueves el prestigioso periodista Manu Carreño, en su programa El Larguero de la cadena madrileña SER.

El FC Barcelona quiere renovarle el contrato a Messi proponiéndole que aparte de su actual contrato, que termina a mediados de 2021, podría extenderse hasta 2023.

“Esa fórmula se basaría en el modelo de contrato vigente hasta 2021, ampliando dos años (1+1) y dejando que sea Messi quien decida si lo extingue antes de 2023. El contacto con su padre, Jorge Messi, es permanente, aunque todavía no se sentaron a hablar. Es que las partes saben que esto acabará bien y ahora el objetivo común es priorizar LaLiga y Champions”, amplió, por su parte, Mundo Deportivo.

Messi tiene en su actual contrato una cláusula según la cual podría haberse ido gratis avisando al club antes del 10 de junio, pero no lo hizo y así su presencia por contrato hasta 2021 está asegurada. Es en 2021 el año en que concluye justamente el mandato de la junta que preside el actualmente el muy cuestionado Bartomeu.

El diario El Mundo, entró en la pelea, con el titular: “Messi paraliza su renovación y acorrala a Bartomeu”.  La renovación de Messi, de acuerdo al diario madrileño,  debía ser la mejor campaña propagandística posible para el último año de mandato de un Bartolomeu atrapado ahora en la tormenta perfecta.

“Incapaz de sofocar las llamas de un vestuario soberano, consciente del erro de sustituir al técnico Ernesto Valverde por Enrique “Quique” Setién cuando el equipo aún era líder de LaLiga, y que ahora ve cómo el mejor futbolista de la historia de la entidad amenaza con un precipitado final. Y con llevárselo todo por delante”, reseñó.

Newell’s y el Inter

A río revuelto, ganancia de pescadores. Y ahora son varios los clubes que quieren quedarse con el mayor pez de todos.

Luego de las revelaciones sobre la salida de Messi de las filas del Barcelona el exjugador del Cruz Azul  y Rosario Central, César “Chelito” Delgado, citado por el diario digital argentino Soy Fútbol, aseguró en redes sociales que la salida de Messi estaba “confirmadísima”.

Delgado se aventuró a adelantar que el “10” ya tiene un acuerdo para llegar a Newell’s Old Boys y encontrarse con sus compañeros Maxi Rodríguez y Nacho Scoco. Delgado y Messi compartieron en la selección argentina durante los partidos de las eliminatorias rumbo al Mundial del 2006 cuando recién debutaba con la albiceleste.

“No sé si es imposible que venga”, comentó el vicepresidente de Newell’s, Cristian D’Amico. “Es decisión exclusiva de él y de su familia. Debemos tener como dirigentes el mejor contexto posible para que ayude a tomar una decisión. Cuando vino Maradona nadie pensaba que podía venir. Ojalá que pueda suceder algo similar con Leo”.

La posible salida del rosarino del azulgrana también ha ilusionado al Inter de Milán, obsesionado por Messi desde el 2008 cuando Marco Branca, exdirector deportivo del club presentó una oferta por el argentino: “Nos movimos por él, pero Leo no quería irse de Barcelona, estaba muy agradecido”.

“Messi es mi gran debilidad. Es el jugador que más me divierte en el mundo. Pero el Barcelona no lo va a vender, tenerlo seguirá siendo un sueño”, dijo Massimo Moratti, el expresidente del Inter, con gran influencia todavía en el club.

No hace falta irse lejos en el tiempo para conocer la ilusión de Moratti. Hace unas semanas, el exdirectivo manifestó en La Gazzetta dello Sport: “Creo que no es un sueño prohibido en absoluto. Messi está en la recta final de su contrato y, sin duda, sería un esfuerzo tremendo del club traerlo aquí”. Lo cierto es que el Inter jamás tuvo una oportunidad como la que se presenta ahora.

Foto: @FCBarcelona_es

Escenario catastrófico

El Barça, que dio la vuelta olímpica en ocho de las últimas 11 ligas, comienza a despedirse de la pelea por el título tras un Real Madrid incontenible.

Luego del empate ante el Atlético de Madrid y haber quedado a cuatro puntos del Real Madrid en La Liga, es claro el mal nivel del equipo y el distanciamiento del plantel con el cuerpo técnico que conduce Setién.

“Es un momento delicado: Messi frenó la renovación de su contrato con el Barça”, tituló el diario argentino La Nación. Tras  perder el liderazgo de la Liga de España y quedar a cuatro puntos del Real Madrid, Barcelona no encuentra el triunfo ni el rumbo en la cancha. Y en ese contexto, Messi dijo basta, añadió el rotativo. En noviembre de 2017 fue la última renovación del contrato del rosarino y la octava desde que en el 2009 surgió de las divisiones inferiores del Barça.

Messi lleva 27 goles y 21 asistencias esta temporada. A sus 33 años, su ritmo goleador no afloja. Lo que cede, sin embargo, es su paciencia. Messi, terminó la temporada pasada deseando a Neymar Junior, pero se encontró con el francés Antoine Griezmann, con quien no ha tiene buena química.

En medio de ese ambiente caldeado, el también francés Christophe Dugarry, exjugador del equipo catalán, desató un fuerte revuelo el jueves en el mundo del fútbol al salir en defensa de Griezmann. En el programa radial francés RCM Sport, del que forma parte, dijo que Griezmann debe enfrentar a Messi. “¿De qué tiene miedo Griezmann, de un muchacho que mide 1.50 y que es medio autista? Lo único que tiene que hacer es poner los huevos sobre la mesa en algún momento “, dijo Dugarry.

“En ningún momento quise estigmatizar o burlarme de las personas con trastornos del autismo. No era mi intención. Pido disculpas a las personas que he ofendido”, escribió Dugarry en la cuenta de tuiter. Pero no se retractó de sus dichos.

El Trastorno de Espectro Autista (TEA), del que hizo referencia Dugarry es una  afección neurológica que presenta uno de cada 59 niños y adultos y se caracteriza por alteraciones del comportamiento social, la comunicación y el lenguaje y un repertorio de intereses y actividades restringido, estereotipado y repetitivo.

Sin proyecto ganador

Carreño, quien detonó la bomba informativa sobre la decisión de Messi de irse del Barcelona, le contó a al diario argentino Olé su perspectiva sobre el contexto en el que el rosarino tomaría la decisión de buscar un nuevo rumbo.

“La información es una acumulación de malas sensaciones en el seno de Messi. No es un día ni un hecho aislado, es una acumulación de cuestiones deportivas y extradeportivas”, explicó sobre el origen de la noticia el conductor de El Larguero. Además, profundizó: “Sobre las primeras, él entiende que no se lo está rodeando de un proyecto ganador como se le prometió, sabiendo que está en los últimos años de su carrera. Y por el otro lado, llegó a un punto de hartazgo porque entiende que desde el club se filtran determinadas cosas”.

Es decir, ¿Messi está cansado de quedar en el centro de la escena?

Algunas no lo salpican a él, pero las que sí le hacen entender que hay directivos que esquivan el bulto de la responsabilidad escudándose en que Messi dijo que “sí” o “no”. Mucha gente da por hecho que sí Valverde no siguió en enero, es porque él puso el pulgar hacia abajo. También si juega Griezmann o si Setién sigue. Entonces, está cansado y entiende que necesita ahora terminar la temporada para no renovar.

Entonces, ¿la dirigencia del Barcelona se limpia las manos y le atribuye las decisiones?

Sí, es un poco el argumento que se filtra, no digo que sea verdad o mentira. El vestuario tiene mucho poder, no hay más que recordar el mensaje que puso hace unos meses Messi en Instagram apuntando directamente a Eric Abidal, avisando que los jugadores debían asumir su responsabilidad en el campo y los directivos en el despacho. Ese mensaje quería decir que si venía o no Neymar, no dependía de él.

Desde tu apreciación personal, ¿no toma decisiones en la interna?

No, eso es imposible. No puede tomar decisiones sobre si se ficha a uno o al otro. Entiendo que habrá consultas, como se hace con los capitanes de Boca, River o el Real Madrid, pero la obligación es de la directiva. Es más, si el vestuario tiene un poder excesivo, también es culpa de la directiva.

¿Las elecciones del año próximo están jugando un papel importante en esta situación?

Sí, le queda un año a Bartomeu y es una encrucijada para él. No es fácil la situación, no se va a resolver de la nada, tirando la pelota para adelante como ya ha hecho esta dirigencia. Hay que sentarse, mirarse a los ojos y decirse las cosas. La sensación que da es que Messi no quiere hacerse la foto final en el último año de mandato de Bartomeu. No creo que Messi se vaya del Barcelona, aunque solo lo sabe él. Lo que sí creo es que va a pensar mucho darle su última renovación a Bartomeu. Y si se va del Barça, es posible que esa foto se la haga con el próximo presidente.

¿Qué peso tiene en este contexto la denuncia de la empresa contratada para criticar a los jugadores?

Esas filtraciones molestan mucho porque vienen desde dentro del club, ya sean desde la directiva o desde otros estamentos. Messi entiende que hay filtraciones, como la que destapamos en la Cadena SER sobre I3 Ventures, donde el Barça se demostró tenía a esa empresa dedicada a poner mensajes en las redes sociales para desprestigiar a gente del club. Él no está cómodo en un club donde nadie es capaz de frenar eso.

Foto: @FCBarcelona_es

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here