Un frágil cese al fuego mientras luchan contra el coronavirus

0
310
Publicidad
Municipio de Panamá

La guerra ahora es contra el COVID-19. Más de 185 países alrededor del planeta sufren la crisis generada por este nuevo virus, descubierto en China a finales del año 2019 y que hoy ha matado a más de 370,000 personas e infectado a casi 6 millones de seres humanos.

Pero el panorama se torna desolador para aquellas regiones que durante los últimos años viven sumidos en guerra. Más de 168 millones de personas en todo el mundo necesitan de ayuda humanitaria: La guerra es el principal factor.

Publicidad
Rincón de Lupe

Según datos de la Unicef, más de 250 millones de niños viven en zonas de conflicto.
Medio Oriente, especialmente Siria, Afganistán, Yemen, Malí, Ucrania, Libia por mencionar algunos presentan conflictos. Algunos muy fuertes como la guerra de Siria, que lleva ya 10 años o la de Libia que tiene 9 años. En la mayoría de estos conflictos se ha decretado un frágil cese al fuego por la pandemia, una condición que no se sabe hasta cuándo resistirá.

En el caso de Siria, si el conflicto bélico vuelve a recrudecer sería catastrófico con la pandemia aleteando por todos lados. Siria un 64% de hospitales en funcionamiento y el 70% de su personal médico salió del país. A eso se le suman los seis millones de desplazados cerca de la frontera con Turquía, un país que supera los 165,000 contagiados por el virus.

Hace unas semanas las alarmas en Siria sonaron con fuerza, pues 30 personas murieron en el ataque más cruento desde el cese al fuego por la pandemia. En Siria se contabilizan hasta ahora 123 casos por el nuevo coronavirus.

Otro país en donde sería terrible la llegada con fuerza del SARS-CoV-2 es Yemén, que además de la guerra es azotada por el hambre, el cólera, el dengue y la difteria. Hasta la fecha los casos se cuentan en 354.

“Por el momento se han producido algunos avances positivos, como el compromiso de las partes en el conflicto de 11 países de cesar las hostilidades durante la pandemia.
“Sin embargo, todavía queda mucho por hacer, porque todas las partes en conflicto deberían suscribir y respetar acuerdos de alto al fuego, sin excepciones, para lograr un cambio real”, señaló Unicef.

Afganistán cuenta hoy con más de 16,500 casos por COVID-19, Irak tiene más de 6,800 casos y Libia 168 casos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here